GestaltPsicología

Ansiedad y Gestalt

By 17 septiembre, 2012 One Comment
Tranquilidad contra ansiedad

La ansiedad, a nivel ecológico y para la supervivencia de la especie, es una emoción adaptativa y necesaria que nos anticipa una situación de peligro o que requiere alerta. No obstante, hoy día, ya sea por las características de la estructura social en la que debemos funcionar o por la falta de recursos y habilidades necesarias para abordar de manera sana nuestras emociones y las adversidades de la vida, se ha convertido en un componente muy habitual en la gran mayoría de las personas. De esta manera, la ansiedad nos paraliza, nos pone tensos, nos impide actuar con fluidez, y nos carga de pensamientos limitantes y disfuncionales que se sintetizan en un estado de agitación con múltiples manifestaciones (tanto a nivel cognitivo, como físico y fisiológico) que, entre otros trastornos, pueden llevarnos a desarrollar una depresión.. Por este motivo, y debido a la diversidad de expresiones que puede adoptar, así como los diversos grados existentes, es importante acudir a un especialista para que realice una buena evaluación y diagnóstico, y así poder optar por el tratamiento adecuado.

Hay  una infinita cantidad de psicólogos, cada uno de ellos enmarcados en diversas corrientes psicoterapéuticas y, por tanto, con maneras diferentes de abordar las problemáticas y de hacer psicoterapia. Aunque ninguna es mejor que otra, y según las características del problema y de la persona, así como del propio psicólogo, una orientación u otra será más o menos efectiva.

Desde la Gestalt trabajamos con una filosofía diferente, centrándonos en la  en la vivencia individual, única e inimitable, de cada individuo. Trabajamos desde una concepción integradora en la que entendemos a las personas en sus diferentes dimensiones: corporal, emocional, intelectual, social y espiritual. Por este motivo, la psicoterapia está enfocada a favorecer el contacto auténtico con uno mismo y con los otros, a expresarnos libremente, y a ser conscientes de nuestras emociones y de nuestro propio cuerpo, a fin de liberarnos y transformar las limitaciones que impiden el autodesarrollo y una vida plena, favoreciendo el desarrollo del propio potencial en su máxima expresión, ya que creemos que todos disponemos de los recursos necesarios para llevar una vida feliz y saludable.

A partir de esta corriente, la psicoterapia Gestalt  ya no aparece necesariamente ligada a la enfermedad, sino que se convierte en una herramienta de desarrollo personal que produce cambios personales que permiten restablecer el equilibrio y bienestar psíquicos.

Leave a Reply