Crecimiento personal

De dónde surgen las Constelaciones Familiares?

By 8 septiembre, 2012 No Comments

En su libro “Los Órdenes del Amor”, Bert Hellinger comenta como llega a su modelo de Constelaciones Familiares, y como se diferencian de lo que eran las constelaciones familiares hasta ese momento. En su práctica en Análisis Conciliatorio, Hellinger coge una idea clave: la idea de que las personas viven siguiendo un guión, un patrón determinado que, según Eric Berne, se trasmitía de padres a hijos. Hellinger descubre que los guiones no siempre se referían a la persona que los contaba, sino que podían referirse a algún otro miembro de la familia, incluso a familiares que la persona nunca llegó a conocer.

Hellinger encuentra aquí la dimensión sistémica de las cuestiones personales, que no tienen que ver con él propio sujeto que las sufre, sino con una mirada más amplia que integra toda la familia y contexto, y muchas veces conlleva sentimientos adoptados. Además de su formación en psicoanálisis, Hellinger se formó con Arthur Janov y trabajo muchos años con Terapia Primaria. En el abordaje de los sentimientos centrales nota que algunos clientes expresan sentimientos incomprensibles, imposibles. Observa en la experiencia de su trabajo que no solo existen los sentimientos primarios y sentimientos secundarios, sino que la persona adopta, sin saberlo, sentimientos de alguna otra persona de la familia y que esos sentimientos que no tienen que ver con los suyos, a estos los llama sentimientos adoptados. También descubre en su trabajo que grandes sentimientos o padecimientos que surgen en el curso de la vida, encubren el amor primario a la madre o al padre. Son una defensa contra el dolor originado en un movimiento amoroso temprano hacia el padre o la madre que fue interrumpido por alguna razón.

Cuando Hellinger comienza a dedicarse intensamente a la Terapia Familiar participa en cursos de Constelaciones Familiares, con el tiempo engloba en las constelaciones sus experiencias anteriores dando forma a un modelo diferente de Constelaciones Familiares.

Hellinger menciona como momentos claves en su trabajo la experiencia con la Terapia Gestalt y la influencia de sus maestros, discípulos de Milton Erickson, que lo introducen a la PNL y en el trabajo con historias. De la fenomenología filosófica aprende el reconocimiento y la aceptación de los fenómenos tal como son y que la verdad de un momento sustituye la de otro momento. Sus palabras son válidas, dice, solo para lo que ve en un determinado momento presente. Y aunque resulte contradictorio con esto, también reconoce en su trabajo “patrones” que le permiten solucionar trastornos en relaciones familiares. Uno de estos patrones es el orden de origen donde lo anterior en un sistema tiene prioridad sobre lo posterior, órdenes de amor, en los cuales puede desarrollarse y fluir el amor. Con el tiempo encuentra otros patrones como la representación de personas excluidas por otras nacidas posteriormente y la importancia del equilibrio entre el dar y el tomar en la red familiar. Habla de la tendencia a la compensación de los Sistemas y los Movimientos del Alma, regidos en todos los casos por el Amor. Amor que puede sanar cuando las dinámicas familiares pueden ser reconocidas y se puede asentir a la realidad tal cual es. Entonces puede darse una solución del amor sin que nada se encubra, sin que nada tenga que perdonarse, sin que nadie sea absuelto de su culpa. Dice que cuando el terapeuta tiene una actitud de aceptación del mundo tal cual es, esto le genera serenidad y una atención amorosa, sin pretensiones de poder, sin miedo y sin intenciones. Poder reconocer sus límites también tiene un efecto sanador. Lo revolucionario de este trabajo, es que va más allá de cualquier escuela terapéutica, es algo generalmente humano a disposición de todos.

 

Leave a Reply