Crecimiento personalVida consciente

Cambiar de año: un momento ideal para cambiar uno mismo

By 8 enero, 2019 No Comments

Es inevitable: cuando llega la Nochevieja y el Año Nuevo la mayoría de nosotros siempre hacemos dos cosas. Por una parte, echamos la vista atrás y solemos hacer balance de qué hemos hecho y de qué no hemos hecho durante este año (tal vez durante los anteriores) y cómo han ido las cosas. Repasamos en los logros y también los fracasos. En muchas ocasiones nos preguntamos qué hemos hecho mal y en otras tantas tenemos claro que nos falto la fuerza de voluntad de llevar adelante algo que queríamos hacer.

Por otra parte, la segunda cosa que solemos hacer en Año Nuevo es, justamente, hacernos buenos propósitos para el año que entra, quedar con amigos más a menudo, tener tiempo libre o llevar acabo ese proyecto que tenemos entre manos. Entre los más típicos propósitos suele estar el ir al gimnasio, aprender un idioma, intentar leer un poco más. Sin embargo, en ocasiones necesitamos ir más adelante, más allá. Cuando la vida que estamos llevando no es la que nos gustaría tener, es el momento de coger mucho aire con fuerza y dar un gran impulso a nuestra vida.

El principio de un nuevo año es una oportunidad más para cambiar de vida, si es lo que necesito. Es un punto para comenzar a contar una nueva historia, un principio desde el que avanzar en la dirección que queremos. Así, podemos tomar el nuevo año como un momento en el que nos lanzamos con fuerza por esa meta que anhelamos: arreglar la relación con nuestros padres, ver más a nuestros hijos, pasar más tiempo con nuestra pareja, adelgazar, dejar de fumar o, simplemente, sonreír más y lograr estar contentos y agradecidos.

Los propósitos de año nuevo pueden ser muy diversos pero todos tienen en común dos cosas: por una parte el hecho de saber que un cambio implica cierto esfuerzo y, por otra, el que si conseguimos llevarlo a cabo, algo mejorará en nuestra vida o en la relación con nosotros mismos y los demás. Lo difícil no suele ser elaborar estos propósitos de año nuevo, sino hacer que se cumplan. ¿Cómo hacerlo? En este artículo os damos algunos propuestas.

¿Cómo conseguir hacer realidad los propósitos de año nuevo?

  1. Empezar cuanto antes: Uno de los errores que más solemos cometer cuando se trata de comenzar a dejar de fumar o a hacer ejercicio o cualquier otra cosa es ir posponiéndolo y tenerlo más como una idea que como algo realmente aplicable. Aplícatelo ya desde enero mismo y no lo vayas dejando para más tarde pues, sino, nunca acabarás de hacerlo.
  2. Hablar a tus familiares y conocidos sobre ello: Hacer realidad uno de nuestros propósitos de año nuevo es una forma de compromiso con nosotros mismos. Sin embargo, si lo cuentas a tus amigos y familiares que vas a dejar de fumar, puede que te sientas “aún más comprometido” a dejar de hacerlo. Además, ellos te pueden ayudar.
  3. Sé realista: A la hora de establecer propósitos de año nuevo hay que ser realista. Por ejemplo, si queremos bajar de peso no podemos simplemente decir: “no volveré a comer pizzas, ni pastas” sino; empezar por comer muchas menos o, sólo una a la semana. Poco a poco se va haciendo camino y se van completando las diferentes etapas para llegar a aquello que queremos, sea lo que sea nos va bien cultivar la constancia y dar pasos que nosotros mismos podamos ver plasmados en la realidad.
  4. Si fallas, levántate: Un error que suele cometer es, por ejemplo si te has propuesto mejorar la relación con tus padre, decir que “nunca más discutiré con ellos” y luego un día en marzo se monta la gran discusión, sientes el fracaso y continúas atrapado en las mismas dinámicas todo el año… con el consecuente mal estar que esto provoca… Si en un momento dado las cosas no salen como esperamos, no nos demos por vencidos o vencidas, volvamos a empezar.
  5. ¡Apóyate en lo bueno!: Por último, pensamos que es bueno conocer y apoyarte en tus virtudes, y también en los tuyos. Los seres humanos necesitamos de palabras de ánimo, de empatía y de ayuda. Cuando lo necesites busca apoyo en familiares, amigos o en un buen psicólogo que te acompañe durante el proceso en el que tu mejoras algo importante de tu vida. ¡Si lo has decidido, si tienes un propósito, ya es algo! Puede ser el primer paso y luego hará falta mantener el ritmo para ir haciendo camino. ¡Te deseamos que logres lo que necesitas para ti!

Leave a Reply