Skip to main content

“Si haces siempre lo mismo, no esperes resultados diferentes.” – Albert Einstein

blankYa lo dijo una vez este sabio del conocimiento universal: cuando quieras que tu vida sea diferente, deja de hacer siempre lo mismo. Si bien Einstein no se estaba refiriendo exactamente a las vacaciones, esta tan ansiada instancia de nuestra vida que suele llegar una o dos veces al año, puede acogerse en semejante sabiduría para servirnos de detonante para el cambio. Veamos cómo te puede beneficiar el pensar diferente y cómo puedes aplicarlo a estas semanas que tienes a tu disposición para recargar las pilas.

Hemos hablado sobre las vacaciones en numerosas ocasiones como:

Beneficios de un pensamiento que rompe con la rutina

Cuando pensamos en darle un giro a nuestra rutina, aventuras como tomar una ruta diferente al trabajo o cambiar la cena vegetariana de los jueves por una odisea de pasta casera, se agolpan en nuestra mente.
Sin embargo, es importante ser capaces de pensar de forma diferente. Cuando logramos doblegar la costumbre y obligar a nuestro cerebro a abandonar su zona de confort, es que hemos pensado diferente y estamos listos para esculpir nuestra vida a nuestra voluntad.

Beneficios de pensar diferente

  1. Te conviertes en una fuente de soluciones: pensar diferente es explorar en las alternativas. Aquello que nunca se te hubiera ocurrido mientras te mantenías pensando de igual forma todo el tiempo, ahora se convierte en parte de tu vida cotidiana. No solo solucionarás tus problemas con mayor eficacia, sino que también te convertirás en un gran proveedor de soluciones de vida que todos buscan.
  2. Inviertes tu energía en un fondo que siempre da réditos: las nuevas ideas siempre traen beneficios a tu vida. Verás la realidad desde diferentes perspectivas y eso te ayudará a comprender mejor a las personas.
  3. Logras lo que creías imposible: todo aquello que creías que no era accesible para ti se convertirá en conocimiento y destrezas que comenzarás a manejar como a la palma de tu mano.
  4. Te desprendes de las tan molestas etiquetas: creemos “no ser buenos para el dibujo,” “no poder coordinar en el baile” y “ser perezosos.” Afortunadamente, estas son tan solo etiquetas que nos hemos dejado puestas por no atrevernos a pensar diferente y así acceder a facetas de nuestra personalidad que se habían quedado escondidas, a la espera de que estuviéramos listos para recibirlas.

Veamos cómo es que desafiar a la costumbre de tus pensamientos te puede ayudar en tus próximas vacaciones.

Ideas para planificar unas vacaciones realmente diferentes

Hablar de vacaciones diferentes, en estas circunstancias, es ir mucho más allá de virar hacia el norte si siempre lo hacíamos hacia el sur. Se trata de desmembrar el concepto “vacación” para transformarlo por ejemplo en “aprendizaje,” “crecimiento,” “vivencia” y, por sobre todas las cosas “el disfrute de la transformación.”

¿Qué tal el contacto con la naturaleza?: casi todos coincidimos ahora mismo que necesitamos estar en contacto con la naturaleza. Tal vez no sea tu viaje soñado o no puedas irte los días que deseas debido a la pandemia, pero puedes tomarte pequeños descansos para el cuerpo y el alma, y acercarte a la naturaleza. Te lo agradecerás a ti mismo, después de tantos días de confinamiento y pantallas.

Y si puedes permitirtelo, te sugerimos alguna de estas dos propuestas:

  • Descubrir las casas rurales con desafíos escondidos: no todo es evidente a la vista, sino que muchos misterios permanecen ocultos para que los vayamos a descubrir cuando estemos preparados para captarlos y que nos sirvan como parte de nuestro crecimiento personal. Este es caso de las casas en el medio de las zonas rurales y que encierran desafíos ocultos que despertarán tus ganas de descubrir qué es lo que yace debajo de la superficie. A medida que te adentras en sus muros, irás resolviendo enigmas que activarán tu zona más curiosa, para que vuelvas a casa con ganas de seguir explorando qué hay detrás de las evidencias de la vida cotidiana.
  • Una escapada hippie en eco caravana: esta es una genial idea para compartir con los más cercanos. Consiste en alquilar una eco caravana y recorrer lugares en busca de rincones inexplorados en diferentes áreas del territorio. La gran aventura consiste en que te llevas el alojamiento contigo para tener más control sobre lo que compartes.

Leave a Reply